Los arqueólogos que excavan la supuesta ciudad natal de Goliat, Gat, descubrieron una enorme capa de ruinas que se remontan a la antigüedad. Los «impresionantes restos monumentales» podrían haber inspirado cuentos legendarios de gigantes entre los filisteos», sugirió el director de la excavación, Aren Maeir de la Universidad Bar – Ilan.

«Se suponía que la ciudad alcanzó su gran tamaño entre los siglos X y IX A.C. Ahora resulta que esta ciudad de la temprana Edad del Hierro, siglo XI A.C. o incluso más antigua, pudo haber sido aún más grande y más impresionante», comentó Maeir. Resulta una gran sorpresa después de 23 años de excavaciones en el lugar.

Las fortificaciones encontradas por los arqueólogos son de cuatro metros de ancho, mientras que los muros construidos más tarde miden poco más de dos metros.

Los bloques de construcción también resultaron ser más grandes en
los tiempos de Goliat, a los que hace referencia el Antiguo Testamento. Miden casi dos metros, en tanto que en las capas más tardías son de apenas 0,5 metros.

El arqueólogo considera que el gran tamaño de las construcciones podrán haber alimentado la leyenda sobre gigantes y cambiar la idea de los antiguos estudiosos sobre cómo se desarrolló la ciudad.

Goliat, de acuerdo con la narración bíblica, fue un soldado gigante de la ciudad de Gat y paladín del ejército filisteo, que durante cuarenta días asedió a los ejércitos de Israel. En esa historia, fue derrotado por David con una honda y una piedra y fue decapitado con su propia espada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *