Según estimaciones recientes de la Organización Mundial de la Salud, 41 millones de niños en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesos. Incluyendo a los adolescentes, ese número aumenta a 124 millones, un aumento diez veces mayor en los últimos cuarenta años.

Leeds, la tercera ciudad más grande de Inglaterra, ha visto una caída signicativa en la obesidad infantil desde 2009, según un estudio publicado en la revista Pediatric Obesity por la profesora Mary Rudolf, jefa del Departamento de Salud de la Población de la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan.

La disminución de la obesidad infantil en Leeds coincidió con una nueva estrategia introducida por el ayuntamiento en 2009 que se centra en las familias con niños en edad preescolar en las zonas más pobres de la ciudad. La estrategia se llama HENRY [Nutrición de ejercicios de salud para personas realmente jóvenes], una iniciativa desarrollada por Rudolf y sus colegas para niños menores de cinco años.

HENRY brinda a los padres y familias una amplia gama de apoyo durante los primeros años en la vida de un niño, incluidos talleres, programas, recursos y ayuda en línea.

HENRY se ha traducido al hebreo y al árabe y se ha probado en varias ciudades israelíes, entre ellas Safed, Kiryat Yam, Ramla, Yeruham y Dimona. Actualmente se están considerando planes para extender el programa a los kupot holim de Israel (servicios de salud).

Rudolf sostiene que la inversión en el estilo de vida de los niños pequeños proporcionará los mejores resultados para combatir la obesidad infantil. «Si vamos a hacer una diferencia, debemos comenzar a una edad temprana,
antes del inicio de la obesidad. Esto puede reducir el impacto del estilo de vida deciente más adelante», dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *